Derechos del Paciente

Uploaded: 07/18/2017 | View English Version

Indian River Medical Center se preocupa por la dignidad básica y personal de todos los pacientes y refuerza los derechos a recibir cuidado amable y respetuoso para cada uno de ellos. Cada paciente, sin importar su raza, color, origen nacional, religión, sexo, identidad de género, orientación sexual o discapacidad, tiene derecho a un acceso imparcial al tratamiento médico. Se recomienda que cualquier paciente, representante del paciente, tutor o cuidador que piense que un paciente no ha recibido la debida atención discuta la situación con el médico, la enfermera o gerente de enfermería o el director del departamento, supervisor de la casa o cualquier miembro de la administración. Además, se puede presentar cualquier queja al Coordinador de experiencia del paciente o al Oficial de derechos del paciente.

Derechos del paciente

Estos derechos se pueden ejercer en nombre del paciente por un representante personal, designado sustituto o delegado si el paciente carece de capacidad para tomar decisiones, es legalmente incompetente o es menor de edad.

  1. El paciente tiene derecho a un cuidado amable y respetuoso.
  2. El paciente tiene derecho a obtener servicios de interpretación si son necesarios para una comunicación efectiva.
  3. El paciente tiene derecho a una comunicación efectiva si es necesaria para satisfacer las necesidades del paciente, incluida la asistencia con el idioma, la visión, el habla o el oído.
  4. El paciente tiene derecho a obtener una respuesta rápida y razonable a una pregunta o solicitud.
  5. El paciente tiene derecho a retener y utilizar las pertenencias personales en la medida en que el espacio lo permita y a menos que haya restricciones de seguridad o privacidad.
  6. El paciente tiene derecho a y se lo alienta a obtener de los médicos y otros cuidadores directos información pertinente, actual y comprensible sobre el diagnóstico, el tratamiento y el pronóstico.
  7. Excepto en casos de emergencia, cuando el paciente carece de capacidad para tomar decisiones y la necesidad de tratamiento es urgente, el paciente tiene derecho a un consentimiento informado y la oportunidad de discutir y solicitar información relacionada con los procedimientos y tratamientos específicos, los riesgos involucrados, la posible duración de la recuperación y las alternativas médicamente razonables y sus riesgos y beneficios.
  8. El paciente tiene derecho a conocer la identidad de los médicos, enfermeras y otras personas involucradas en su cuidado; así como cuando los involucrados son estudiantes, residentes u otros estudiantes. El paciente tiene derecho a rehusarse a permitir que los estudiantes de los programas de capacitación médica se encarguen del cuidado del paciente.
  9. El paciente tiene derecho a solicitar que un miembro de la familia, amigo, persona de apoyo y un médico sean notificados con rapidez cuando el paciente ingresa como paciente hospitalizado en el hospital.
  10. El paciente tiene derecho a participar en su plan de atención (planes de atención hospitalaria, ambulatorios, de alta y de administración del dolor) antes y durante el curso del tratamiento y a rechazar un tratamiento o plan de atención recomendado en la medida en que la ley y la política hospitalaria lo permitan y a ser informado de las consecuencias médicas de esta acción. En caso de denegación, el paciente tiene derecho a otros cuidados y servicios apropiados que el hospital proporcione o transfiera al paciente a otro hospital. El hospital debe notificar a los pacientes de cualquier política que pueda afectar la elección del paciente dentro de la institución. El paciente tiene derecho a solicitar una segunda oportunidad.
  11. El paciente tiene derecho a una evaluación inicial y una revisión regular del dolor. El paciente tiene derecho a recibir educación en cuanto al manejo del dolor y también las potenciales limitaciones y efectos secundarios de los tratamientos de dolor. El hospital tendrá en cuenta las creencias culturales, espirituales y éticas sobre el manejo del dolor y la importancia de esto como parte del cuidado de la salud.
  12. El paciente tiene derecho a rehusarse a hablar con o ver a cualquier persona que no esté conectada de forma oficial con el hospital.
  13. El paciente tiene derecho a una directiva anticipada (como un testamento en vida, un apoderado de atención médica o un poder notarial duradero para el cuidado de la salud) con respecto al tratamiento o a designar a un representante sustituto con la expectativa de que el hospital cumplirá con la intención de dicha directiva en la medida en que la ley y la política hospitalaria lo permitan. Las instituciones de salud deben informar a los pacientes de sus derechos bajo la ley del estado y la política hospitalaria para tomar decisiones médicas informadas, preguntar si el paciente tiene una directiva anticipada e incluir esa información en sus registros. El paciente tiene derecho a recibir información oportuna sobre la política hospitalaria que puede limitar su capacidad para aplicar plenamente una directiva anticipada que sea válida de forma legal. El hospital intentará cumplir con los deseos del paciente de acuerdo con las leyes federales y estatales. Entre los ejemplos de cuándo no se seguirá la directriz anticipada de un paciente se incluyen: si no se completa de acuerdo con la ley de Florida; si el paciente no nos informa que hay una directiva anticipada o el paciente no nos hace saber sus deseos; el tipo de tratamiento que el paciente no desea no está claro; ciertas situaciones según la ley de la Florida cuando un sustituto o apoderado no puede declinar (es decir, el aborto, la esterilización, los tratamientos experimentales y algunos tratamientos psiquiátricos); la condición del paciente no se especifica en la directiva anticipada.
  14. El paciente tiene derecho a contar con una persona de apoyo (a quien designará) que esté presente como un visitante las 24 horas del día, los siete días de la semana. Las persona de apoyo puede ser, pero no se limita a, el cónyuge, pareja de hecho (incluida una pareja de hecho del mismo sexo), otro miembro de la familia o un amigo. El paciente también tiene derecho a retirar el consentimiento para las visitas o para denegar las visitas en cualquier momento. El hospital no restringirá, limitará o negará los privilegios de visita según la raza, color, origen nacional, religión, sexo, identidad de género, orientación sexual o discapacidad. En caso que el paciente no pueda designar quién lo puede visitar, la persona designada como la «persona de apoyo» puede tomar esa decisión. El hospital puede imponer una restricción clínica justificada o derechos de visita para proporcionar un cuidado seguro para usted u otros pacientes. Entre los ejemplos de una restricción clínica justificada se incluyen, pero no se limitan a: una orden judicial que limite o restrinja el contacto, un paciente bajo custodia de la ley con restricciones legales, comportamientos que representan un riesgo o una amenaza directa para el paciente, el personal del hospital u otras personas en el entorno inmediato, comportamiento que perturba el funcionamiento de la unidad, limitaciones razonables en el número de visitas en cualquier momento, riesgo del paciente de contraer una infección por parte de la vista, riesgo de la visita de contraer una infección por parte del paciente, protocolos de tratamiento de abuso de sustancias que requieren visitas restringidas; pandemia o brote de enfermedad infecciosa, la necesidad del paciente de privacidad o descanso, necesidad de privacidad o descanso de otra persona en la habitación compartida del paciente, cuando el paciente está pasando por una intervención o procedimiento clínico.
  15. El paciente tiene derecho a cada consideración de privacidad. Se debe realizar una discusión del caso, consulta y examen y tratamiento para proteger la privacidad de cada paciente.
  16. El paciente tiene derecho a esperar que todas las comunicaciones y registros relacionados con su cuidado sean tratados como confidenciales por el hospital, excepto en casos como sospecha de abuso y peligros para la salud pública cuando la ley lo permita o requiera. El paciente tiene derecho a esperar que el hospital haga énfasis en la confidencialidad de esta información cuando la divulgue a cualquier otra parte que tenga derecho a revisar la información de estos registros.
  17. El paciente tiene derecho a revisar los registros relacionados con su atención médica y a que se le explique o interprete de ser necesario, excepto cuando esté restringido por la ley.
  18. El paciente tiene derecho a esperar que, dentro de su capacidad y políticas, el hospital brinde una respuesta razonable a la solicitud de un paciente para atención y servicios apropiados que se indican de forma médica. El hospital debe proporcionar evaluación, servicio o referencia como lo indique la urgencia del caso. Cuando sea apropiado de forma médica y esté permitido por la ley o cuando un paciente lo haya solicitado, se lo puede transferir a otra instalación La institución a la cual se transferirá al paciente debe aceptarlo antes del traslado. El paciente también debe tener el beneficio de obtener información y explicación completa en cuanto a la necesidad de los riesgos, los beneficios y las alternativas a dicha transferencia.
  19. El paciente tiene el derecho a preguntar y ser informado de la existencia de relaciones comerciales entre el hospital, instituciones educativas, otros proveedores de atención médica o pagadores que puedan influir en su tratamiento y cuidado.
  20. El paciente tiene el derecho a consentir o negarse a participar en los estudios de investigación propuestos o en la experimentación humana que afecten la atención y el tratamiento o que requieran la su participación directa y a que se le expliquen dichos estudios por completo antes del consentimiento. El paciente que no acepta participar en la investigación o la experimentación tiene derecho a la atención más eficaz que el hospital pueda proporcionar.
  21. El paciente tiene derecho a esperar una continuidad razonable de la atención cuando sea apropiado y de ser informado por los médicos y otros cuidadores de las opciones disponibles y realistas de su cuidado cuando la atención hospitalaria ya no es apropiada.
  22. El paciente tiene derecho a ser informado de las políticas y prácticas del hospital que se relacionen con su cuidado, tratamiento y responsabilidad.
  23. El paciente tiene derecho a ser informado de los recursos disponibles para resolver disputas, agravios y conflictos tales como comités de ética, representantes de pacientes u otros mecanismos disponibles en la institución.
  24. El paciente tiene derecho a ser informado de los cargos del hospital por los servicios, los métodos de pago disponibles y a recibir asesoramiento sobre los recursos para ayudar a los pacientes a pagar la atención médica. El paciente también tiene derecho a conocer las implicaciones financieras inmediatas y a largo plazo de las opciones de tratamiento siempre y cuando sean conocidas. Si el paciente es elegible para Medicare, tiene derecho a saber, previa solicitud y antes del tratamiento, si el proveedor de atención médica o el hospital aceptan la tarifa de asignación de Medicare. El paciente tiene derecho a recibir, previa solicitud, antes del tratamiento, un presupuesto razonable de los cargos del cuidado médico. El paciente tiene derecho a recibir una copia de una factura detallada razonablemente clara y comprensible y, si el paciente lo solicita, a tener una explicación de los cargos.
  25. El paciente tiene derecho a acceder a agencias de defensa o de servicios de protección y a estar libre de abuso, negligencia o explotación.
  26. El paciente tiene derecho a estar libre de restricciones o reclusión de cualquier forma que no sea necesaria de forma médica o que se utilice como un medio de coerción, disciplina, conveniencia o represalia por parte del personal.
  27. El paciente tiene derecho a rehusarse a participar en cualquier registro u otras imágenes realizadas para otros fines distintos a su cuidado.
  28. El paciente tiene derecho a informar a las agencias licenciadas o acreditadas de sus dudas. Estas incluyen:
  • Unidad de asistencia al consumidor de la Agencia para la administración del cuidado de la salud (AHCA)
    2727 Mahan Dr., Tallahassee, FL 32310
    Teléfono: 1 (888) 419-3456, Web: ahca.myflorida.com Si la duda involucra las acciones de un médico:
    AHCA, Garantía de calidad médica, Oficina de servicios al consumidor
    2727 Mahan Drive, Tallahassee, FL 32310
    Teléfono: 1 (850) 414-7209, Web: ahca.myflorida.com
    Está disponible una línea de reclamos gratuita para verificar el estado de reclamos al número 1 (888) 419-3456
  • Comité conjunto
    One Renaissance Blvd., Oakbrook Terrace, IL 60181
    Teléfono: 1 (800) 994-6610, Correo electrónico: patientsafetyreport@jointcommission.org
    Para completar un formulario en línea: https://www.jointcommission.org/report_a_complaint.aspx
    Web: www.jointcommission.org
Responsabilidades del paciente

La naturaleza colaborativa del cuidado de la salud requiere que los pacientes o sus familias o sustitutos participen en el cuidado. La efectividad de la atención y la satisfacción del paciente con el curso del tratamiento depende en parte de que el paciente cumpla ciertas responsabilidades. Los pacientes son responsables de las siguientes normas y regulaciones del hospital que afectan el cuidado y comportamiento del paciente.

  1. Los pacientes son responsables de proporcionar información sobre las enfermedades, hospitalizaciones, medicamentos y otros asuntos previos que estén relacionados con el estado de salud. Para participar de forma eficaz en la toma de decisiones, se debe alentar a los pacientes a asumir la responsabilidad de solicitar información adicional o aclaración sobre su estado de salud o tratamiento cuando no comprenden la información y las instrucciones por completo. El paciente es responsable de informar cambios inesperados en la condición y comunicar cualquier preocupación sobre el tratamiento, la atención, el medio ambiente u otros asuntos que puedan afectar la atención del paciente, la hospitalización o la recuperación.
  2. Los pacientes también son responsables de asegurar que la institución del cuidado de la salud tenga una copia de su directiva anticipada por escrito, si corresponde. Los pacientes son responsables de informar a los médicos y otros cuidadores si anticipan los problemas en el siguiente tratamiento prescripto.
  3. Los pacientes también deben estar atentos a la obligación del hospital de ser eficaz y equitativo de forma razonable para proporcionar el cuidado a otros pacientes y a la comunidad. Las normas y regulaciones del hospital están diseñadas para ayudar al hospital a cumplir con esta obligación.
  4. Los pacientes y sus familiares son responsables por hacer arreglos razonables para las necesidades del hospital, otros pacientes, el personal médico y los empleados del hospital.
  5. Los pacientes son responsables de proporcionar la información necesaria de los reclamos de seguro y de trabajar con el hospital para hacer los arreglos de pago, cuando sea necesario. Los pacientes son responsables de asegurar que sus obligaciones financieras se cumplen tan rápido como sea posible.
  6. Los pacientes son responsables de seguir sus planes de cuidado y de mantener las citas de seguimiento. Si el paciente no puede seguir el plan de cuidado, entonces debe informar al equipo de cuidado de la salud. El equipo de cuidado de la salud explicará los resultados médicos, de no seguir el plan de tratamiento recomendado. El paciente es responsable de los resultados de no seguir el plan de cuidado.
  7. La salud de una persona depende de mucho más que de los servicios de cuidado de la salud. Los pacientes son responsables por reconocer el impacto de su estilo de vida en su salud personal.